10 Claves para afrontar las clases prácticas de la autoescuela

auto_viveunaexperiencia_blog

Hemos decidido ser un poco más independientes y por ello, nos acercamos a la autoescuela, no sin antes haber preguntado el precio y las condiciones de todas aquellas cercanas a nuestro domicilio.

Esto parece fácil, aunque quizá algo pesado, la formación teórica en educación vial la emprendemos con entusiasmo pero a su vez con algo de miedo y por qué no reconocerlo, con un ápice de pereza. Al fin llega el ansiado y temido día de nuestro examen teórico, nos hemos preparado a conciencia; hemos realizado centenares de test, memorizamos las velocidades, los tipos de vehículo, las señales de tráfico, tasas de alcoholemia, efectos del sueño al volante y un largo etcétera. Ya en la DGT esperamos escuchar nuestro nombre para superar ese test que nos acercará un poco más a nuestra meta.

Salimos del examen y comparamos con la primera persona que está a nuestro lado algunas de las preguntas, dudamos de todo, pero al fin y al cabo tenemos una vaga idea de si hemos salido airosos o no. Nos comen los nervios a la espera de ver ese “APTO” en la pantalla de la Dirección General de Tráfico, si aparece la palabra mágica, respiramos y automáticamente comenzamos a planear nuestras clases prácticas con entusiasmo.

He aquí las diez claves para afrontar con éxito las clases prácticas de la autoescuela:

  1. Tranquilidad: al principio todo te parecerá un caos ¡cómo vas a mirar retrovisores, meter marchas, controlar el volante, pisar el embrague, el freno, el acelerador, hacer caso a las indicaciones…! pues sí, créeme que lo harás, cuando menos lo esperes tendrás todo tan interiorizado que no tendrás que pensarlo, así que, ármate de paciencia y controla los nervios.
  2. Confía en tu profesor o profesora: tu mayor aliado para aprobar tu examen de circulación es tu profesor, él te enseñará todo lo que debes saber, debes abrir bien las orejas y estar atento a todas las instrucciones que te dé.
  3. No te compares con otros: tú eres un ser único e irrepetible y sabes que puedes con todo, deja de lado las comparaciones, que no te importe si fulanito aprobó con diez clases o si menganito lo hizo con doscientas.
  4. Mientras conduces, deja de lado todos tus problemas: para maximizar el aprendizaje en cada clase, trata de dejar los problemas fuera del coche, esto te ayudará a concentrarte y también puede resultar incluso tu momento de relax y desconexión, esto será muy positivo en el proceso de enseñanza y aprendizaje.
  5. No pensar en el dinero: tal vez esto te suene muy tópico, pero es real, lo mejor es no pensar todo el rato en la cuantía económica que supone cada clase práctica. Obviamente debes echar cuentas del coste global de tu carnet de coche, pero también es necesario que valores tu seguridad, no escatimes en clases porque esto puede ir en tu detrimento, tanto en la adquisición de habilidades, destrezas y conocimientos, como en la probabilidad de aprobar o suspender el día en que te examines del práctico.
  6. No te desmotives: aprobar a la primera no siempre resulta sencillo. No te desmotives si necesitas presentarte de nuevo, piensa que tal vez no estuvieses todo lo preparado que deberías y que eres capaz de ello y mucho más pero, el día del examen de circulación todo influye; tu habilidad, tu capacidad para controlar los nervios, el examinador, el tráfico y un sinfín de variables que pueden propiciar el apto o el no apto.
  7. Determinación: te has propuesto tener el carnet, ya tienes el cincuenta por ciento recorrido tras aprobar el teórico y aunque haya días en los que te apetezca tirar la toalla, en los que te parezca no ver avances en tu aprendizaje y sólo quieras llorar y maldecir a tu profesor dentro del coche, recuerda por qué necesitas conducir, ármate de paciencia y de determinación para lograr el éxito.
  8. Aprendizaje en positivo: es importante que te sientas a gusto frente al volante del coche de la autoescuela, di a tu profesor los aspectos que te cuestan más y trata de labrar una relación cordial y basada en la confianza con él o ella para que esos minutos juntos sean agradables y evitar a toda costa los sentimientos y emociones negativas durante el aprendizaje.
  9. No planificar el número de clases: ojo con esto, puedes tratar de hacer un cálculo aproximado sobre el número de clases prácticas que vas a dar, pero sigue siempre el consejo de tu profesor o profesora ya que gracias a su experiencia, es la persona que mejor sabe cuando estás preparado.
  10. Disfruta: quizá, este sea el consejo más adecuado a la hora de superar tus clases prácticas, disfruta, vive la experiencia como un camino para lograr ser más autónomo e independiente, como una herramienta de libertad. Siéntate en el asiento, regúlalo, ponte el cinturón, ajusta tus retrovisores, mete primera y siente el placer de conducir tu vida tú mismo y dejar de ir en el asiento del copiloto.

Con estas diez claves tienes algunos de los mejores consejos para superar tus clases prácticas de conducir de un modo satisfactorio, el carnet sólo se saca una vez en la vida, ponte cómodo al volante y toma el control de tus pasos, o más bien de tus ruedas.