10 razones por las que viajar solo, ¡te encantará!

Diez razones para viajar solo

Deja de ver envidiables programas de viajes, bonitas revistas de turismo, pensar “ay cómo me encantaría visitar este lugar” y soñar despierto pensando que has cogido el avión y que paseas por las bucólicas calles de tu ciudad soñada. ¡Hazlo! ¡Viaja solo! El turismo es cosa de singles y de viajeros que deciden no esperar a nada ni nadie como para hacer las maletas y no quedarse en casa.

Viajar sólo no es tan poco común

Según un conocido portal de viajes, el 47% de los españoles admite que prefiere viajar solo e incluso el 60% afirma haber viajado solo alguna vez en la vida. Y no hace falta que seas single o no, eso es otra cosa. Puedes tener pareja pero decidir irte “de Rodríguez” por alguna ciudad del mundo o a ese destino soñado que te mueres por conocer. La conocida como generación Millenials (aquella nacida entre la mitad de la década de los 80 y la mitad de la mitad de los 90) admiten que viajar es para ellos su máxima afición y que no les importa viajar solos -si además luego tienes Instagram para contarlo y darle la envidia a tus amigos/as, ¿verdad?-

Y tú, ¿has viajado solo alguna vez?

No es nada aburrido. Y no importa no conocer el idioma del lugar donde vas a viajar. Te damos 10 razones para convencerte de que viajes solo. Recuerda: la vida no te espera, no sigas esperando tú.

  1. Destino. Tú eliges el destino que quieres conocer, no tienes que ir debatiendo con amigos o con tu pareja. Piensa en una ciudad que te encantaría ver y planifica tu viaje.
  2. Lo que quieres ver. Una vez llegues al destino, verás aquello que solo tú quieras ver. Si no eres mucho de museos ¿por qué tienes que visitarlos porque sí le gusten a tu pareja?
  3. Presupuesto. Viajar solo significa pensar únicamente en ti y en tu presupuesto, en gastarte el dinero en aquello que te apetece: buenos restaurantes, excursiones, shopping…
  4. Conocer gente nueva. En los viajes siempre se acaba conociendo gente nueva, ¿y quién dice que quizás no también al amor de tu vida? Déjate llevar…
  5. No es inseguro. Pensamos que viajar solo es algo inseguro. Hombre, debes tener muy en cuenta DÓNDE vas a ir, a qué país. Infórmate sobre las zonas más peligrosas de los destinos dónde vayas para ni olerlos.
  6. No es aburrido. Para nada viajar solo es aburrido. Es una opción única para probar una nueva experiencia, conocer lugares recónditos, curiosidades…
  7. Ejercicio introspección personal. Viajar solo es también una opción de llevar a cabo una desconexión total con el mundo que te rodea y recargar fuerzas en un destino y un contexto diferente.
  8. Cuando tú puedes. No tienes por qué quedarte sin viajar porque tus días de vacaciones sean cuando el resto del mundo no las tienen, tú también te mereces una escapada cuando puedas o prefieras.
  9. Tus propias elecciones. Elegirás qué ciudad elegir, dónde y qué comer, dónde hospedarte, marcarás tus ritmos… tú y tus elecciones personales moverán cada día en tu viaje.
  10. Quien prueba, repite. Está más que confirmado. Te lamentarás de no haberlo hecho antes. No supedites tus viajes a depender de alguien, ni tus viajes ni nada. Vive tu vida. Recuérdalo.