7 Museos de barcos que visitar en España

submaniro_barcelona

¿Te gustaría conocer los secretos de la mar? ¿Quieres aprender un poco más sobre la historia de la navegación? Te proponemos un plan para Semana Santa: sumergirte en un mundo de galeones, submarinos, restos de naufragios, documentos y utensilios de civilizaciones antiguas. ¡Conoce los museos de barcos de nuestro país!

Cuando buscamos una oferta cultural y de ocio para el fin de semana, rápidamente se nos vienen a la cabeza el cine, el teatro, un concierto, visitar un monumento o alguna muestra expositiva de arte contemporáneo. Pero en gran parte de las ciudades de España existe un lugar donde la historia y el arte se funden con el sonido de las olas, y que en muchas ocasiones, por desgracia, son desconocidos para sus propios habitantes. Tienen que venir turistas de otras ciudades, pero sobre todo de fuera de nuestro país, para darnos cuenta de los grandes tesoros que se esconden en los museos navales de España. ¿Y quién sabe? ¡Quizás el museo de barcos de tu ciudad sea uno de los más importantes del mundo! Hoy te queremos presentar una selección con siete museos de barcos de nuestro país que debes al menos visitar una vez en la vida. ¡Al abordaje!

  1. Museo Naval de Madrid (Madrid – 2012): Uno de los más completos de nuestro país, ya que nos mostrará la historia de la marina de España desde el siglo XV hasta nuestros días. En sus salas encontraremos auténticas joyas como documentos, cuadros, mapas y objetos de gran valor. Ubicado en la primera planta del Cuartel General de la Armada en el Paseo del Prado, cuenta con colecciones que proceden de la Casa Real, la antigua Secretaría de Marina, diversos Departamentos Navales de la Península o de los apostaderos de Filipinas, entre otros. Sus salas están ordenadas cronológicamente, recogiendo sus colecciones objetos históricos como mapas, pinturas, grabados, armas y banderas. Contiene otras joyas como el mapa de Juan de la Cosa [la representación del continente americano más antigua que existe (1500)] o retratos de Joaquín Sorolla.
  2. Museo Marítimo de Barcelona (Barcelona – 1941): Ubicado en las Reales Atarazanas, este edificio es un homenaje al arte gótico. Posee grandes colecciones de barcos con réplicas a tamaño natural de embarcaciones como la Galera Real (buque insignia de la Batalla de Lepanto en el siglo XVI) o un navío de cañones del siglo XVIII. No faltan los instrumentos de navegación y cartografía, las monedas, los mascarones de proa, esculturas, armas y hasta cuenta con un espacio interactivo. Para niños y mayores, este museo de barcos cuenta con seis majestuosas salas, figurando además pinturas y exvotos de santuarios antiguos en su Sala de Arte Popular.
  3. Museo del Mar de Galicia (Vigo – 2002): El norte de España es prolífero en cuanto a museos de barcos. Destaca éste como una forma de conocer el mar, la pesca y los ecosistemas acuáticos mediante fotografías históricas, grabados, herramientas de construcción naval, embarcaciones y preciosos acuarios. Bañado por el Océano Atlántico y la ría, cuenta con un edificio principal, un anexo y un acuario. Además, los niños podrán divertirse a través de su amplia oferta de talleres didácticos.
  4. Museo Marítimo Ría de Bilbao (Bilbao, Vizcaya – 2003): Muestra la relación de esta ciudad con la ría, el puerto y los astilleros a lo largo de la historia. Desde su inauguración la Carola, una grúa cigüeña diseñada por Arturo Llorente a mediados del siglo XX, se ha convertido en el gran referente turístico de esta muestra expositiva junto a otros elementos navales y documentos relacionados con la historia de los barcos.
  5. Museo Nacional de Arqueología Subacuática (Cartagena, Murcia – 2008): Ánforas romanas, colmillos de elefantes con inscripciones fenicias, recreaciones a gran escala de un mercante romano y otros muchos tesoros que visitar. Éste y el Museo Naval de Cartagena (donde se destaca a Isaac Peral como inventor del submarino) son un homenaje a la historia naval de nuestro país. El Museo Nacional de Arqueología Subacuática conserva restos de los dos barcos fenicios del siglo VII a.C encontrados en Mazarrón, así como gran parte de su cargamento. También hallamos en su interior barcos de la era romana, encontrados en la Isla de la Escombrera y el bajo de la Campana. Es un referente de los centros de investigaciones submarinas.
  6. Muelle de las Carabelas (Palos de la Frontera, Huelva – 1994): Este museo de barcos es un homenaje a la figura de Cristóbal Colón. En él se encuentran las reproducciones de La Pinta, La Niña y la Santa María, que se construyeron en 1992 para celebrar el V Centenario del descubrimiento de América. En torno a las réplicas encontramos la recreación de un barrio portuario medieval, en cuyo mercado podremos encontrar ánforas, piezas de hierro y objetos de esparto. Además de su Centro de Interpretación, la Isla del Encuentro recrea el mundo que encontraron los miembros de la primera expedición colombina a su llegada a la isla de Guanahan mediante cabañas, estatuas indígenas y la fauna típica del lugar. En su muelle también se representan obras teatrales.
  7. Museo Naval de Sevilla (Sevilla – 1944): Acabamos en el sur con un museo de barcos que se encuentra ubicado en el interior de la Torre del Oro. Antes de ser museo, fue usado como capilla, almacén de pólvora y hasta como prisión. En su interior encontraremos: brújulas, mecanismos de artes náuticas, restos marinos fosilizados, cuadros, objetos históricos, grabados, anclas y pequeñas recreaciones de navíos. En su planta baja destaca un cañón renacentista fechado en el siglo XVI.

torre del oro sevilla

Los museos de barcos son una buena oportunidad para aprender un poco más sobre la historia de este país que debe también mucho a la mar.