,

8 razones por las que disfrutar de un día en un yate en alta mar

Ha llegado el buen tiempo. La manga corta. Tenemos más horas de sol. El día es más largo. Y si hay algo que sobra en Málaga y en Andalucía entera es mar y ganas de disfrutarlo. ¿Cómo podemos vivir una aventura original y al alcance de todos? La respuesta es fácil, disfrutar de un día en un yate en alta mar. Te damos 10 razones para que te animes.

Es primavera y ya sabemos que pasa en primavera en Málaga, que nos entran unas ganas tremendas, más si cabe, de echarnos al mar y empezar a disfrutarlo como se merece. Y es que es normal teniendo más de 160 kilómetros de litoral y más de 130 playas que recorrer y donde bañarnos, tomar el sol, pasear, jugar con nuestros amigos, disfrutar en familia o viviendo el amor en plenitud sentados en la arena embobados mirando al horizonte.

Poco a poco tendremos más ganas, incluso, de meternos al agua y lanzarnos a darnos un chapuzón. Sobre todo cuando las temperaturas suban y sea éste un buen remedio para sofocar el calor del mercurio. Pero hasta que eso llegue y también cuando el calor del verano haga acto de presencia te proponemos un plan con el que disfrutar ya del mar con la belleza que solo la primavera le regala al Mediterráneo: disfrutar de un día en un yate en alta mar. Una experiencia al alcance ya de todos y que elegir por razones como estas…

  1. Es una experiencia original que, seguro, no has hecho nunca. No es necesario saber manejar un yate -eso lo hacen por ti-. Una experiencia diferente que disfrutar con amigos o en pareja.
  2. Vive el mar de otro modo, navegando. Pudiendo contemplar tanto su horizonte como la orilla desde otras perspectivas, ¡y compártelo en redes sociales! Serás el más guay de tu Instagram
  3. Otra razón por la que optar por este plan de pasar un día en un yate en alta mar, es por ejemplo celebrar tu cumpleaños con este planazo. Sin duda una actividad y una fecha para recordar.
  4. Sorprende a tus amigos, regálales o sorpréndeles con un plan como este. Les va a encantar la idea. Y salir de la rutina.
  5. Tu chica o tu chico se lo merecen. ¿No te parece romántico? El conductor del yate va a su rollo. Tú céntrate en hacer del momento algo especial con estas preciosas vistas.
  6. Puedes aprovechar también y practicar snorkel, verás el fondo del mar como nunca lo habrás visto. Una sensación única que no se vive todos los días.
  7. Disfrutar de un día en un yate en alta mar es un planazo porque, además, te ofrece toda la bebida y la fruta que quieras para que no te falte de nada, y estés bien hidratado a la par que moreno, ¡por supuesto!
  8. Porque te lo mereces. Es hora de que hagas lo que te apetece. Que dejes el estrés de lado y te animes a vivir una experiencia sobre las olas. ¡Repetirás!