Buford, el pueblo más pequeño de EEUU a la venta

Solo cuenta con una persona. Y una estación de autoservicio es prácticamente la única posesión. Su elevada altitud fue una de las causantes de que de forma paulatina, la gente decidiera marcharse en la última mitad del pasado siglo.


Tan solo hay un vecino en Buford. La calma reina en este pequeño pueblo de Wyoming, en el centro de los Estados Unidos. No hay conflictos vecinales, el único ruido que se escucha es el del viento y el de los animales que por allí campan a sus anchas. Apenas nadie pasa por sus cercanas carreteras.

Pero Buford es un pueblo y lo es desde hace cientos de años. Sin embargo, tiene varias peculiaridades que lo hacen único. Por un lado, es el pueblo más pequeño de un país gigante como lo es EEUU. Apenas medio kilómetro cuadrado alberga su extensión. Poca cosa hay que ver en Buford, solo un pequeño número de posesiones medio abandonadas.

Otra es justamente eso, está casi abandonado si no fuera por su alcalde y único habitante Don Sammons de 61 años. Sammons tiene una pequeña tienda que surte a los curiosos del lugar y a los pueblos vecinos. Sirve igual como gasolinera, que como tienda multiventa e incluso como oficina de correos, totalmente legal. Hace cuatro año, eran dos habitantes, él y su hijo que decidió marcharse para buscar nuevas oportunidades.

Y otra de sus peculiaridades es que Buford está a la venta por unos 75.000 euros, o 100.000 dólares americanos. Y parece que ya tiene un postor interesado, se trata de un vietnamita que le gustaría comprar esta pequeña parte del país. Pequeña pero alta. Buford es el el pueblo más alto de la carretera interestatal 80, la principal que une el este y el oeste entre las ciudades de Nueva York y San Francisco. Se sitúa a unos 2.400 metros de altura, lo que sin duda ha contribuido a la despoblación del pueblo.

Porque antes, Buford era muy habitado. Según viejas estadísticas de población, en 1866 llegó a albergar a 2.000 habitantes. La agricultura y la construcción de vías férreas, por aquel entonces en gran expansión en EEUU, eran el sustento principal de estas personas. En la década de los 80, Sammons llegó al pueblo y empezó con su negocio: un típica área de servicio con el nombre de “Buford Trading Post”, hoy apenas si clientes durante la semana.

El interesado vietnamita podrá adquirir el pueblo más pequeño de EEUU, con varias hectáreas de terreno, cinco buzones, una vivienda, un poste para el teléfono, una zona de aparcamiento y alguna cada derruida. Ah bueno y también se incluye un quitanieves, y es que los inviernos solitarios son muy crudos en Buford.