Cómo preparar un Chivo Lechal Malagueño

viveunaexperiencia como preparar un chivo lechal malagueño

Es uno de los platos típicos de Málaga. Un alimento tradicional de la provincia, caracterizado por su jugoso sabor y por la contundencia de su carne. Una buena fuente natural de hierro y el plato favorito de lugareños y turistas. Y tú, ¿sabes en qué consiste y cómo preparar un chivo lechal malagueño? ¡Vive una experiencia!
No solo es una rica y natural fuente de hierro, si no que su carne tierna, su agradable perfume y su apreciado sabor lo han situado como uno de los alimentos típicos de la gastronomía de Málaga. ¿Quién puede resistirse a degustar un chivo lechal malagueño? Uno de los platos más demandados por los malagueños y también por los turistas. Y tan apreciado en Málaga como la Paella en Valencia o el cocido en Madrid.

¿Cuál es el secreto de este suculento manjar? Sin duda, en cómo preparar un chivo lechal malagueño. Antes que nada, debemos de tener claro que este plato se elabora en base a la elección de cabras de raza malagueña con un peso de entre 8 y de 10 kilos y con apenas un mes de edad. Se trata de chivos cuyas madres son ejemplares de la denominada raza malagueña pura, inscrita bien en el Libro Genealógico de la raza o certificadas por la Asociación Española de Criadores de la Cabra Malagueña, reconocidas por el Ministerio de Medio Ambiente.

Este animal está exclusivamente alimentado a base de leche por lo que presenta un sabor suave y un alto grado de terneza. Tiene poca grasa lo cual es beneficioso tanto para su cocción como para su digestibilidad por parte del comensal. Y ahora llega el punto de preparar este plato típico de Málaga ¿te atreves? ¡vive una experiencia! Cómo preparar un chivo lechal malagueño no es del todo complicado. ¡Apunta! Necesitarás los siguientes ingredientes:
– 1 paletilla de chivo lechal
– 1 pierna de chico lechal
– tomillo fresco
– aceite de oliva
– sal
– orégano
– una cabeza de ajos
– vino
– limón
– agua

Y la preparación es mucho más fácil. Sobre una bandeja de barro coloca en el horno las piezas del chivo lechal malagueño tan típicas de la gastronomía de Málaga y aderézalas con la sal, el orégano, unos cuantos ajos (a tu gusto), y con tomillo. Déjalas macerar alrededor de 12 horas y añade el aceite de oliva. Prepara, a parte, medio vaso de agua, vino y limón. Introduce la carne a 180 º durante 45 minutos y cada 15 añade un poco de este preparado sobre la carne. Si lo acompañas con unas patatas o calabacín, te quedará ideal.
¡Vive una experiencia diferente!

 

Y si no AQUÍ te decimos dónde comer un típico chivo legal malagueño auténtico y a buen precio. ¡Qué lo disfrutes!