Descubriendo el kriyā yoga ¿Sabes qué es?

Cada vez son más las personas aficionadas a la práctica del yoga y con un objetivo claro: el de encontrar la tranquilidad interior dentro del caos exterior en el que nos movemos. Sin embargo, el término yoga es tan amplio como la de variantes que se han desarrollado con el paso de los años.

Una de las tendencias más de moda en la actualidad es el kriya yoga, un conjunto de técnicas de meditación avanzadas procedente de los rishis indios, los videntes iluminados, y la técnica científica más elevada para alcanzar la iluminación dada a la humanidad por Dios y los Grandes Seres. En esta técnica cobra mayor importancia la energía, que se controla de arriba y debajo de la espina dorsal y que permite un mayor desarrollo espiritual del hombre.

En el kriya yoga, la energía vital, que por norma general es absorbida en el funcionamiento lógico de la actividad del corazón y oxigena así la sangre, es liberada a favor de actividades superiores como la médula espinal. Sus beneficios son numerosos, el más místico le sitúa como el mejor método para encontrar a Dios y no sólo teorizar sobre Él.

También ayuda a la liberación de la atención de la turbulencia habitual de los pensamientos, emociones y percepciones sensoriales, aniquila el mal karma y los malos hábitos mentales, tiene mucho más efectos que cualquier otra técnica de relajación ordinaria, consigue una quietud interior del cuerpo y de la mente, acompañadas de un gozo cada vez mayor de nuestro organismo y una profunda paz y sintonía con su propia alma y con Dios.

Esta técnica también está estrechamente vinculada a la auto-realización personal y en ella, uno puede evaluar por sí mismo sus efectos en su propia conciencia y en la vida diaria. El kriya yoga, una técnica específica de meditación que la evolución humana y que conduce finalmente la realización de Dios, fue restablecida en la edad moderna por el gurú Babaji y traída desde la India al mundo occidental a principios del siglo XX por Paramhansa Yogananda, una de sus figuras más veneradas en la actualidad.

En definitiva y para muchos yoguistas, esta técnica está considerada la suprema iniciación de la filosofía Yoga, del Tantra y de la Espiritualidad Universal. Puede ser recibido por cualquier persona, sin importar su religión, su credo o cultura, ya que es el conocimiento que sostiene al Ser Humano en su reconexión con las corrientes universales de la evolución, más allá de toda confusión o distorsión humana en religiones, cultos o dogmas limitantes.