,

La (curiosa) historia del paintball y su relación con las granjas de los EEUU

En España tuvimos que esperar hasta la década de los 90 para descargar adrenalina y emociones fuertes jugando al paintball, una auténtica guerra de bolas de pintura que supone toda una experiencia para aquellos que buscan actividades diferentes pero, ¿quién inventó este peculiar juego? Te contamos la curiosa historia del paintball y su relación con las granjas de los EEUU

¡Esto es la guerra! Planear una tarde jugando al paintball con amigos es una de las experiencias más divertidas y emocionantes que puedes poner en práctica. Un auténtico campo de batalla que, con la protección debida tanto en cuerpo como en rostro, debes eliminar a tu adversario disparándole con bolas de pintura. Quien quede intacto, ¡gana la batalla! Vive una experiencia jugando al Paintball en Málaga pero antes, ¿por qué no conocer la curiosa historia del paintball y su relación con las granjas de los EEUU?

extremoNuestro relato adquiere una tonalidad sepia. Nos trasladamos a los EEUU de principios de los años 70, con un país aún con una gran presencia rural. En las granjas de los EEUU existía mucha competencia y desconfianza, los robos eran frecuentes entre las granjas rivales y los granjeros empezaron a marcar sus delimitaciones y campos para el ganado. Decidieron marcar los árboles con pintura y con el mismo color también el ganado. Y todo ello con una herramienta de trabajo que poco o nada tiene que ver con las pistolas actuales. Ningún granjero de la competencia osaba a entrar en las delimitaciones del granjero vecino ni robar parte de su ganado por temor de ser descubierto.

Sin embargo, un buen día, no se sabe si por motivo de discrepancias o por una broma entre amigos, dos granjeros empezaron a dispararse pintura entre ellos y se dieron cuenta de lo entretenido del asunto. Había nacido el paintball como juego y aunque durante unos primeros años se seguía utilizando una aparatosa pistola que se usaba también para marcar ganado, en 1981, en New Hampshire, un grupo de amigos utilizaron por primera vez pistolas más parecidas a las actuales con un fin recreativo, al que llamaron NationalSurvivalGame.

La primera de ellas fue un modelo Nelspot 007 fabricada por la Nelson PaintCompany. El éxito fue tal que un año después se inauguró al público el primer campo de paintball al aire libre. En 1984 se inauguraría el primer campo de paintball cerrado. Momento en el cual la industria del paintball comenzaría su andadura de la mano del empresario Charles Gaines que llegó a crear en los años 90 la primera liga Nacional de Paintball en Estados Unidos. Un deporte que hoy practican de forma regular más de 10.000.000 de americanos. Y tú, ¿por qué no vivir una experiencia practicando paintball en Málaga?