La historia de la Cruz de Juanar: ¿leyenda o realidad?

Cuentan las voces de esta localidad “costasoleña” que la Cruz de Juanar tiene una historia que contar. Que en un día oscuro de tormentas y diluvios propios del fin de los tiempos, un grupo de marineros de Marbella se encontraban en la mar. Las olas mecían su embarcación de un lado a otro sin parar y a causa de la tormenta eléctrica su brújula no podían utilizar. Con el norte perdido y sin saber hacia dónde remar, los rezos a la Virgen del Carmen (patrona de los marineros) dejaron de sonar cuando de repente, entre las olas, apareció el gran pico de Juanar.

La montaña se convirtió en la salvadora de estos marineros y, por ello, la quisieron recompensar. Con el rumbo ya fijado retomaron la marcha sin cesar, prometiendo en voz alta que si conseguían llegar a puerto, hasta a aquel pico subirían sin pensar y que con los hierros de la propia embarcación construirían una cruz para rendir pleitesía a aquella montaña que de las profundidades los había conseguido salvar.

Llegaron a puerto y se pudieron refugiar. El barco, medio hundido por la lluvia que caía sin parar, también había sobrevivido a la que fue su última travesía. Cuando la calma llegó, los marineros quisieron cumplir su promesa y sin dudarlo ni un segundo la embarcación comenzaron a desguazar.

 

La Cruz y la Virgen del Carmen

Con el armazón de hierro del navío construyeron la cruz prometida, y en cuestión de días comenzaron a subir hasta la cima de aquella imponente montaña de 1.178 metros de altura. El camino no tuvo que ser fácil, pero tampoco lo fue sobrevivir a aquella espeluznante tormenta, por lo que los marineros, sin mirar atrás, a aquel pico consiguieron llegar. 

Una vez allí, desde las alturas, el mar pudieron contemplar y a viva voz le gritaron que desde ese mismo lugar, la cruz protegería a todos los marineros que se enfrentasen a su furiosa crueldad.

Hoy allí sigue, la Cruz de Juanar que, acompañada de una imagen de la Virgen del Carmen y flores de los visitantes, a todos los marineros cuida sin descansar. Desde las alturas los guía para que en las noches más sombrías a puerto puedan llegar.

 

Esperamos que la historia, o leyenda, te haya gustado y te animamos a que visites este mágico lugar, que sin dudar te sorprenderá. Pues sus vistas son espectaculares, de las mejores que en toda la Costa del Sol podrás encontrar.

La aventura de estos marineros es una experiencia que sin lugar a dudas hay que contar, pues no existe historia sin nadie que la pueda narrar.

Si conoces alguna historia de algún lugar de la provincia de málaga que quieras contar no dudes en ponerte en contacto con nosotros, estaremos encantados de colaborar contigo.