La verdad sobre el Caminito del Rey, ¿por qué se creó?

Si tienes miedo a las alturas, ni se te ocurra vivir esta experiencia. O, bueno, ¿por qué no? atrévete. Porque si la superas habrás vencido el miedo a estar a muchos metros de altitud. El Caminito del Rey es una de las experiencias más valientes que disfrutar en Málaga pero, ¿cuál es su historia? ¿Qué Rey está vinculado a este caminito? ¿para qué servía? ¡Atento! 

Ya tienes plan para el próximo fin de semana. Convence a unos amigos, coge una mochila, bebida fresquita, unos bocatas y al Caminito del Rey. Te va a encantar. Una experiencia “sobre las nubes” en la misma Málaga. Sin embargo, para hacer de ésta una experiencia redonda es imprescindible que conozcas su historia porque así la disfrutarás mucho más. ¡Ropa cómoda también y empezamos!

El famoso Caminito del Rey lo puedes encontrar en las mismas paredes del desfiladero de los Gaitanes, eso es junto a la aldea de El Chorro, en el límite de los municipios de Ardales, Álora y Antequera, ahí es nada. Reformado hace poco, consta de 3 kilómetros y es en realidad una pasarela peatonal adosada a la roca en el interior de un cañón, con anchuras de poco más de 1 metro. ¡No mires abajo! Porque colgado sobre unas paredes casi verticales, se encuentra a 100 metros de altura sobre el río. ¡Ni el Gran Cañón!

Las leyendas negras, como en otros muchos sitios antiquísimos parecidos, copan la historia de El Caminito del Rey. Desapariciones, muertes y estrepitosas caídas de excursionistas que han intentado cruzarlo. No es de extrañar que estas fueran verdad. Antiguamente, este caminito estaba sin barandilla, en mal estado, con zonas derrumbadas y donde apenas estaba en pie la viga que servía como soporte.  Hasta su remodelación en 2014 donde se incluyeron paneles de madera y que costó unos 5 millones de €. Acaba de cumplir un año desde nueva reapertura y ya es una de las actividades más conocidas que explorar en Málaga, ¡toda una experiencia! Pero, ¿cuál es su verdadera historia?

SPAIN-TOURIST-HIKING-CAMINITO DEL REY

Ahí dónde lo ves, El Caminito del Rey tiene más de un siglo de vida y sigue aferrado a los aledaños de los Gaitanes.  Su historia se remonta a principios del siglo XX, cuando la por aquel entonces popular Sociedad Hidroeléctrica del Chorro, propietaria del Salto del Gaitanejo y del Salto del Chorro necesitaba un acceso a ambos para facilitar el paso de los operarios de mantenimiento, transporte de materiales y vigilancia. Obviamente, no habían los adelantos técnicos de los que disponemos en la actualidad, y tardaron en crear el susodicho caminito de 1901 a 1905. Comenzaba junto a las vías del ferrocarril y recorría el Desfiladero de los Gaitanes. ¿Por qué se le llama “del Rey”?

Porque en 1921, el rey Alfonso XIII asistió a la inauguración de la presa del Conde del Guadalhorce y osó en cruzar el camino. A partir de este momento, asombrados por su valentía, decidieron bautizarle con este nombre: caminito por su poca anchura y del Rey por la osadía de Alfonso XIII.

En la década de los 80 y 90, El Caminito del Rey se convirtió pese a su estado primitivo en uno de los retos de los excursionistas. Incluso venían de diferentes partes de Europa. Adquirió gran fama como uno de los retos complicados que superar, también en su parte de escalada. Sin embargo, varios excursionistas murieron en el intento en sucesivos accidentes lo que llevó a la administración a cerrarlo a cal y canto. Quien decidía ir se exponía a una multa de hasta 6.000 €. Una multa que se extendía para los que querían transitar tanto por el camino cortado, como por las vías y los túneles del tren por las que se puede volver del Caminito.

Una última anécdota, fue elegido por la prestigiosa publicación de viajes Lonely Planet como uno de los mejores sitios para visitar en 2015 y tanto su ruta como el track GPS se encuentra en Wikiloc, donde también se hace referencia a numerosa información, fotos y vídeos que ayudarán al visitante. Y ahora también en Vive una experiencia, faltaría más.

Ah y recuerda, puedes hacer esta excursión bajo reserva previa con una web habilitada para ello: www.elcaminitodelrey.info. ¡A disfrutarlo sin miedo!