Las otras Málagas

Las estadísticas mienten. No existimos solo 1,6 millones de malagueños en el mundo. Fuera de Andalucía y sin haber nacido en nuestra provincia y en España, nos podemos encontrar muchos más malagueños de los que pensamos. Quizás no han probado nunca el pescaito frito, ni los licores de Ronda, ni el aceite de oliva de Antequera. Pero son tan malagueños como nosotros. Al menos, oficialmente. Viven en “las otras Málagas”.

En Málaga ciudad vive más de medio millón de personas. Una población que aumenta en más de un millón si sumamos a los malagueños y a las malagueñas que viven en toda la provincia. Sin embargo, por el mundo, malagueños hay muchísimos más y nos podemos encontrar con ellos casi por cualquier esquina. Y no, no hablamos de los emigrantes que han decidido buscar trabajo o estudiar fuera de España. Si no de los otros malagueños que pueden ser, incluso, paisanos nuestros según su documento de identidad.

Son aquellos malagueños y malagueñas que viven en las otras Málagas. Esas ciudades repartidas por el globo  y que también se llaman como nosotros. ¿Lo sabías? Porque hay malagueños oficiales nacidos en Australia, en Estados Unidos o en Colombia. Porque puedes encontrar una malagueña que ha nacido y no ha salido en su vida de Guatemala o Nuevo México. Vamos, que si nos ponemos a contar seguramente, hay más malagueños fuera de los que somos en nuestra provincia.

EEUU es la región del planeta donde más regiones reciben el nombre de Málaga y donde mayor cantidad de “las otras Málagas” existen.  Como por ejemplo en la capital del país, Washington. En el condado de Chelan, justo en el centro, es un pueblo fundado en 1903 y donde residen poco más de 2 mil personas.

Sin salirnos del país, nos trasladamos a Ohio. En el condado de Monroe, hay otro pueblo donde al llegar puedes encontrar malagueños y malagueñas. Eso sí, nada de hablarles andaluz, más bien inglés. Son dos calles, pero llama la atención ese homenaje que nos dieron. Y lo que aún intriga más, ¿quién osó en bautizarles con nuestro nombre?

Entre palmeras y con un sol impresionante, encontramos a la Málaga que posiblemente sea la más parecida a nuestra ciudad. Está en el condado de Fresno. Y entre tablas de surf y vigilantes de la playa encontramos este pueblo turístico en el que solo viven 947 personas en invierno.  Ojo, que no confundir con Málaga del Fresno, que nos pilla más cerca. Un municipio de la provincia de Guadalajara, en plena Castilla La Mancha. Allá residen poco más de 200 personas y son tan malagueños como nosotros. O más bien malagueño-manchegos. Una mezcla explosiva, vamos.

Seguimos por nuestra ruta por los EEUU buscando a más malagueños y malagueñas. ¡Cómo les gustamos a este país! Y llegamos a Kentucky, más concretamente al condado de Wolfe donde, aparte de muchas alitas de pollo y ensaladas coronel,  nos encontramos con un centenar de simpáticos malagueños que viven en la América profunda. Pero no son los únicos lugares en EEUU donde podemos encontrar malagueños, también en otros pequeños municipios que los propios norteamericanos serían incapaces de colocar en el mapa por su diminuto tamaño. Éstos se encuentran en el área metropolitana de Filadelfia-Camden en el condado de Gloucester de New Jersey (EE. UU.) y en el condado de Eddy, Nuevo México.

Salimos de EEUU y volamos al sur y al sudeste asiático en nuestro afán por conocer a más paisanos. También tenemos malagueños y malagueñas que en su vida han salido de Filipinas, porque han nacido en un municipio de la isla de Samar. Una isla paradisiaca donde reina la vegetación y donde Málaga, también está presente. En Papúa Nueva Guinea, también hay otra localidad  donde apenas residen mil personas que se llama Málaga.

localizaciones de malaga en el mundo

A parte de explorar Europa en busca de nuevas oportunidades laborales y de estudios, también un malagueño puede volar a Málaga, o sea casi sin salir de casa, para buscar un nuevo futuro. Y es que en Noruega, en la región de Alesund no hace el calorcito de nuestra ciudad y la comida tiene poco que ver con la nuestra, pero hay una localidad que se llama Málaga. O sea que puedes ir de Málaga a Málaga a vivir y recorrerte más de 3.000 KM como si nada.

Al sur de Sudán y en la famosa ciudad de Perth en Australia, también hay malagueños de nacimiento, por los municipios homónimos que existen en estas partes del planeta. Pero para malagueños, en Hispanoamérica. En el estado de Durango, entre tacos y enchiladas, hay una localidad que se llama Málaga. También cerca de San José, en Guatemala y otra en la República Dominicana.  Incluso Cuba, tiene su propia Málaga.

En el departamento de Santander, en Colombia, Málaga es una ciudad preciosa descubierta por españoles en 1541. Es una ciudad de cierta importancia, con una gran industria y mucho turismo y en ella viven más de 20.000 malagueños. Y sin salir de este país, en el departamento del Valle del Cauca nos encontramos la Bahía Málaga, una zona de gran importancia medioambiental con cerca de 20.000 hectáreas.

Confirmado. Las estadísticas mienten. No solo somos 1,6 millones de malagueños. Y “las otras Málaga” son un buen reflejo de ello. Más de una veintena de localizaciones malagueñas diferentes.