Lo que mola del otoño para superar la tristeza del fin del verano

El verano ha echado el cierre definitivamente. Y lo ha hecho regalándonos un septiembre algo más caluroso de lo habitual algo que, sin duda, nos ayuda a llevar mejor el cambio de estación. Pero el frío pronto hará acto de presencia y ya, con la vuelta al trabajo o a las clases, los ánimos han decaído un poco. No maldigas el otoño, tiene cosas increíbles que disfrutar y que te harán verlo de otra manera. Así puedes superar el fin del verano… 

El otoño mola. Piensa así. No le des más vueltas. Vale los días de playa, sol y chiringuitos han pasado a la historia hasta el año que viene pero el otoño tiene sus partes positivas. Para los que odian el calor, el otoño es una época ideal donde el sudar se va a acabar y donde encima puedes vestir más elegante con tu ropa de abrigo chula. Pero veamos, ¿qué tiene el otoño que mola y por lo que no debes porque echar de menos el verano? Es muy fácil…

El mar también sigue ahí en otoño. Puedes seguir yendo a la playa, aunque no sea a bañarte. Toalla, ropa más calentita y un pañuelo donde sentarte con tu chico/a y pasar una velada romántica haciendo por ejemplo un picnic. El mar es diferente e igual de bonito que en verano. Y si eres de los que les gusta el campo, el otoño nos trae las mejores estampas. Las hojas caen y los árboles nos regalan una explosión de colores gracias sin duda a las lluvias que, esperemos, caen durante esta época del año. Es una época ideal, sin el bochorno del verano, de hacer senderismo, excursión al campo con amigos, visitar parques naturales… ¿y por qué no? practicar turismo rural sin tantísima gente pululando por las calles. Te encantará ese relax.

El otoño mola también porque tus amigos ya están cada uno a los suyo, sin vacaciones de por medio. Os podéis reunir una noche del fin de semana para salir por la ciudad o ver vuestro programa de televisión favorito. Estáis todos en vuestra rutina diaria y veros es una cita importante que tener en mente durante la semana. También es una época ideal para la práctica de deporte al aire libre, ya que aún no ha venido el frío de verdad e incluso si pruebas deportes de agua. El otoño mola más que el verano porque hay mejores películas en la cartelera ya que se acercan las épocas de premios y hay que estrenar los peliculones más allá de las películas chorras que plagan las carteleras en verano.

El otoño mola porque si eres futbolera empieza la liga. Porque si sales de fiesta, las salas ya están llenas de gente. Porque si tienes vacaciones ahora, podrás hacer turismo por ahí sin aglomeraciones. Porque vuelven los guisos calentitos que tanto nos gustan y tan poco apetecen en verano. Porque vuelven tus series favoritas a la tele…. En definitiva, el otoño mola porque cada época del año tiene algo que te gusta y te hace feliz. Si no párate y piénsalo… 😉