Los baños del Carmen a punto de cumplir 100 años y esta es su historia

baños_carmen_malaga_viveunaexperiencia

Forma parte de esos curiosos rincones que podemos encontrar en el horizonte de nuestras playas. Un lugar de los que muy pocos conocen su historia. Y es que, los baños del Carmen están a punto de cumplir nada más ni nada menos que 100 años. En su pasado cuenta con una historia tan bonita como romántica… 

Si te gusta descubrir la historia de esos rincones de Málaga, vive una experiencia visitando uno de los más conocidos: los baños del Carmen. Los podemos encontrar en el litoral del distrito este de la ciudad, aunque su nombre se ha extendido para dar nombre incluso a un barrio en sí mismo, el situado en sus aledaños, entre la Avenida Pintor Joaquín Sorolla y el mar.

Los Baños del Carmen fueron construidos en 1918, con lo que en nada cumplirá un siglo y aunque ahora no son más que los bonitos restos de un pasado glorioso y el recuerdo de una sociedad totalmente distinta a la actual, los Baños del Carmen poseen una historia peculiar.

Resulta que durante el 1800 y principios del siglo XX, la clase burguesa malagueña optó por construcciones de corte romántico para poner más bonita la ciudad. Por ejemplo la Alameda, los jardines de La Concepción o el Retiro, son algunos casos. Durante esa época, Málaga vivió una época de esplendor en sus infraestructuras con grandes obras como el ferrocarril o la ampliación del puerto.

El 16 de julio de 1918, en el lugar donde se encontraba el pequeño Puerto de la Cantera, se inauguraban los Baños del Carmen sobre unos antiguos y viejos baños públicos. En aquellos años, los baños eran cerrados y hombres y mujeres debían bañarse separados por unas esteras que impedían la visión, los Baños del Carmen superaron por primera vez esa costumbre lo que fue toda una revolución para la época.

 

Poco a poco adquirieron gran popularidad entre las altas esferas de la ciudad. Y en 1920 incluso se construyó un embarcadero y una pantalla para proyectar películas. Más tarde vendría la apertura de un restaurante, una puerta de entrada y hasta una pista de tenis, donde se celebró el primer torneo de tenis de la historia en Málaga. En 1922 se dotó con el primer campo de fútbol de la ciudad que existiría hasta 1941.

Además, los Baños del Carmen contaban además con una pista de baile de más de 2000 m², donde se ofrecían conciertos y espectáculos de ballet clásico. Además de verbenas, muy famosas en las noches de verano.

 

En la actualidad, se encuentra en estado salvaje y semiabandonado y consta de una zona de playa, un bar con terraza, una amplia zona verde y dos pistas de tenis en funcionamiento. Sin embargo, hay pendiente un proyecto de rehabilitación por parte de la Junta de Andalucía.

Y una última curiosidad, fueron construidos en su época con piedras traídas exclusivamente de vieja cantera de San Telmo. ¡Ahí es nada!