,

El origen de los chiringuitos de playa que seguro desconocías

Chiringuito_espeto

¡Qué nos gusta un chiringuito a los españoles! Es algo tan típico en verano como tomarse un helado, encender el aire acondicionado o inflar la colchoneta para jugar en la piscina. Es parte intrínseca de nuestra cultura popular durante estos meses de calor, tiempo libre y playa pero, ¿conoces cuál es la verdadera historia de los chiringuitos de playa?

Seguro que este verano te dejarás caer por uno. Los chiringuitos de playa son algo muy nuestro, muy andaluz y muy español. De hecho prácticamente toda playa que se precie tiene uno pero, ¿sabías que esta costumbre tan típica tiene más de 100 años? ¡cómo lo oyes! ¿conoces dónde se “plantó” el primer chiringuito en una playa del país?

Son construcciones generalmente de madera, por lo general de titularidad pública y subarrendadas a una empresa privada si se encuentra en mitad de la arena, aunque la legislación es algo confusa y dispar según la fecha de construcción del chiringuito y la Comunidad Autónoma. De hecho hoy en día es complicadísimo construir uno así como así, afortunadamente para el medio ambiente de nuestras playas.

Debemos retroceder hasta la España de blanco y negro, donde las pobres mujeres no debían mostrar más que un trocito de sus piernas en la playa, para encontrar el primer chiringuito de playa que se inauguró en nuestro país. Fue nada más ni nada menos que en 1913 y fue en Sitges, en la costa catalana. Ahí nació el primer chiringuito y ¿por qué ese nombre? Porque precisamente se bautizó así, se llamaba CHIRINGUITO. Y esa denominación ha servido para llamar por norma general a todos los chiringuitos de las playas, curioso ¿verdad?

En realidad la popularidad se la debe a un periodista de la época, César González-Ruano que escribía sus crónicas desde ahí en el diario La Vanguardia. Describía el lugar como un sitio “extraño sobre la misma arena, como un pabellón de cristales donde me pareció que podía escribir cada mañana”. Y así lo hizo durante 5 años, porque dice que le motivaba la idea de escribir sus noticias mirando al mar.

Posteriormente, ya muchas décadas después, alrededor de los años 60 la moda hippie popularizó sobramanera este tipo de establecimientos que llegaron a construirse en el mar. Y algunos años más tarde fue el cantante Georgie Dann el que con su canción El Chiringuito popularizó este término y hoy en día se llama así a todo local de playa en un concepto que para los más elitistas ha sido sustituido por Bar Lounge para desmarcarse del carácter vintage y “low cost” de los chiringuitos de toda la vida. ¿¡Cómo se atreven?! 😉