¿Qué jardín de Marbella tiene más de 300 años?

Fuente del parque de la alameda en marbella

Si has visitado Marbella o vives en esta ciudad, seguramente hayas pasado por él en innumerables ocasiones. Se trata de uno de los lugares de interés más importantes de Marbella y con una gran diferencia a su estado actual: antes llegaba a ocupar hasta el 20% del núcleo urbano. 

Imaginad La Alameda de Marbella bastantes veces más grandes, tanto que llegaba a ocupar el 20% de la ciudad. Así era en sus orígenes este jardín, considerado uno de los jardines antiguos más antiguos y extensos de Andalucía. Hoy en día, La Alameda de Marbella es todo un orgullo para los locales, típico lugar de paseo y zona de actividades al aire libre pero, ¿conoces su historia?

Tenemos que remontarnos al 1700 cuando Marbella, que no dejaba de ser una ya importante ciudad de la costa Málaga pero pesquera al fin y al cabo, podía lucir un gran jardín en su núcleo urbano. La Alameda, hoy digna de visitar, anteriormente llegó a tener nada más ni nada menos que 20.000 m2 encontrando sus límites en las calles Alameda y Fortaleza, al este la Avenida del Mar, al oeste la Avenida Miguel Cano y al sur la Avenida del Fuerte llegando hasta la salida del túnel.

Las necesidades de ensanchar la ciudad de Marbella hicieron desaparecer gran parte de su territorio. De hecho, su diseño original era diferente al actual. Había una calle central o paseo con dos calles laterales, seis glorietas con bancos de obra y una fuente, que aún en día todavía existe. Sin embargo, han desaparecido una hornacina con el Cristo de la Alameda, una Cruz, la del mentidero y una alberca.

A finales del siglo XIX se tuvo que llevar a cabo la construcción de un muro de contención en el lado sur. A lo que le acompaño el ajardinamiento del paseo central, para más tarde asfaltarse las calles laterales en los años 30. Y se construyó el edificio que iba a albergar la Sociedad Recreativa Casino, en el lateral oeste del Parque.

Banco de azulejo en el parque de la alameda en marbellaUbicada entre la Avenida del Mar y en pleno casco antiguo de la Marbella más original y tradicional, en la Alameda de Marbella predominan los ficus, entre las cuales destacan variedades como un Ficus Pandurata y pináceas, como Pinus Pinae. Una frondosa vegetación que la convierten en uno de los rincones más tranquilos y de relax de la ciudad, ideal para pasar los domingos o como lugar de descanso para los turistas en su periplo conociendo la ciudad.

Además, cerca de este emblemático jardín, en la esquina que da a la Avenida Ramón y Cajal, se encuentra el Café Marbella, toda una institución en la ciudad, y una parada de los típicos coches de caballos. Un lugar original, autóctono y con encanto que no hay que perderse si decides visitar Marbella