Entradas

Librerías: Rincones con magia

Cualquier amante de la literatura sabe que cuando entras en una librería el aire cambia y el tiempo se detiene. Puede que sea la tímida luz siempre tenue, o el olor a papel, o puede que no tenga nada que ver con lo físico y sí con saber que estamos rodeados de historias, de personajes, de lugares que esperan ser descubiertos. Para todos aquellos que disfrutan perdiéndose entre páginas os traemos algunas de las más bonitas y curiosas casas de libros que existen en el mundo.

 

Librería Ateneo – Buenos Aires

La empresa Ateneo alquiló en el año 2000 el antiguo teatro Grand Splendid para situar su nueva librería, respetando su graderío, así como el techo y el escenario. Fue elegida por el periódico británico The Guardian como la segunda librería más bonita del mundo.

Selexyz Dominicanen – Maastricht

Se suele decir que la religión y la ciencia no son muy buenas amigas, de hecho han tenido bastantes “rocecillos” a lo largo de la historia. Por eso ver una biblioteca en esta iglesia gótica holandesa construida en 1294 podría considerarse el más descarado homenaje a todos aquellos que acabaron coronando una pira de fuego gracias a los señores de crucifijos al cuello. Si hay algo que debería ser sagrado es la cultura.

Cook & Book – Bruselas

Una librería con 800 libros colgados del techo tenía que estar en esta lista sí o sí. Dividida en 9 espacios temáticos, esta librería del centro de Bruselas combina libros con gastronomía, y es que además de vender historias es también restaurante. Un Fiat 500 vintage en la sección de gastronomía y una caravana en los libros de viajes terminan de decorar un espacio digno de visitar. Muy mala —o muy cara— tiene que ser la comida para hacernos cambiar de opinión.

The Last Bookstore – Los Ángeles

Si antes hablábamos de redecorar con cultura una iglesia, en el caso de The Last Bookstore, al sur de California, ha sido un banco el que ha sustituido sus papel moneda por otro de mayor riqueza. Esta librería organiza eventos, un mercadillo y cuenta con un laberinto de libros a 1 dolar. ¿Qué más se puede pedir?

Librería Acqua Alta – Italia

Si viajas a Venecia tienes una parada obligatoria en esta librería situada justo al lado de un canal, con los peligros que eso conlleva. En los meses de otoño el agua de la laguna sobre la que flota Venecia sube de nivel, lo que provoca un fenómeno conocido como Acqua Alta, de ahí el nombre de esta librería, más que nada porque se suele inundar frecuentemente. Su dueño, un anciano que ronda los 80 años, decidió adaptarse a la situación y colocó los cerca de 100.000 libros que habitan su librería sobre barcas y góndolas para evitar que el agua lo arruinara. Un caos Veneciano en una librería mágica que muchos consideran la más bella del mundo.

Librería Lello e Irmao – Oporto

Elegida en más de una ocasión librería más bonita del mundo, esta maravilla albergó el rodaje de algunas escenas de Harry Potter. Aunque no sabemos si la saga de JK Rowling está o no entre sus libros, fue fundada en 1869 y desde entonces millones de lectores han subido su escalinata roja y perdida entre sus estanterías llenas de verdadera magia.

American Book Center – Ámsterdam

Otra holandesa. Si bien es cierto que no tiene ese encanto añoso de otras librerías más antiguas, sus paredes pobladas de libros y sus troncos fisgando entre estanterías le dan esa mezcla de naturaleza y modernismo que la convierten en un lugar que quieres visitar.

Librería Ler Devagar – Lisboa

Esta antigua fábrica textil es ahora una de las casas de libros más bonitas que existen. Además puedes tomarte un café mientras ojeas libros bajo la mirada atenta de la chica de la bici voladora. Un placer.

El Péndulo – México

Muchos libros y una pizca de naturaleza. Esta es la premisa de esta cafebrería que ofrece además desayunos, almuerzos y cenas para que no tengas que ir a ningún lado. Por si fuera poco te encontrarás música en directo, recitales de poesía y monólogos de humor. Pedir más sería abusar.

Librería Da Vila – Sao Paulo

Esta librería brasileña además de tener dos plantas, que es cierto no es tan original, tiene un agujero forrado de libros entre una y otra, y eso sí es más raro. Otro bonito lugar en el que perderse.